¿Cómo despertar el pensamiento creativo?

[Total:1    Promedio:5/5]

Sin creatividad estamos perdidos(as), porque gracias a su existencia  podemos desarrollar nuestro trabajo con más eficiencia, generando innovadoras ideas que ayuden a la humanidad a resolver sus problemas, desmintiendo la premisa que el pensamiento divergente tiene que ver únicamente con  el arte y el ocio.

Un ejemplo del pensamiento creativo podría ser el escribir un libro, pintar, dibujar, construir algún objeto, llegar a una conclusión, formular una hipótesis o tomar cierta decisión, entre otros aspectos.

El pensamiento creativo consiste en el desarrollo de nuevas ideas y conceptos o dicho en otras palabras es una actividad del intelecto.

¿De dónde viene el pensamiento creativo?

En el significado del pensamiento creativo viene del verbo latino pensare que es sinónimo de pensar, y creativo del verbo creare que significa engendrar o crear.

Dentro los elementos que conforman la creatividad serían: producir una nueva forma de pensar, darle solución a una problemática y tener previstas las consecuencias que pueden traer las nuevas ideas.

Características de las personas creativas

Una persona creativa tiene gran confianza en sus habilidades y trabajo por eso no le teme a sus capacidad de evaluación, ya que se valida por sí misma y rechaza la aprobación de los demás.

Además, una persona creativa es original para visualizar los problemas de diferentes ópticas, y además  flexible para buscarle alternativas a los inconvenientes que se presente en su día a día.

Las personas creativas no juzgan, las ideas, para ellos  son buenas ni malas, simplemente las valoras como alternativas, configurando con esta acción la desinhibición cognitiva.

¿Cómo aumentar la creatividad?

Incrementar la creatividad es posible, no es un don con que nacen unos y otros sino todo lo contrario se puede estimular en diversos seres humanos mediante las herramientas y estrategias indicadas, a continuación te daré algunas recomendaciones para aumentar tu pensamiento creativo que  califico como diferente.

Incrementar el pensamiento creativo consiste en potenciar lo que los expertos denominan pensamiento lateral o divergente, para lo cual es  necesario realizar algunos de estos ejercicios:

  • Cambiar la formulación de las preguntas e interactuar con personas estimulantes, que nos enriquezcan con conocimientos o nos estimulen nuestro pensamiento creativo.
  • Rodearse de mucha gente resulta muy útil para compartir distintas experiencias.
  • Evita de tu mente el miedo a fracasar, dado que esto te puede paralizarte.
  • Cambia la rutina, así aumentas tu creatividad. Deja por un tiempo pensar frente a tu pantalla o teclado. Descubre nuevos lugares y prueba para que veas desde otra perspectiva las cosas.

En este sentido, la recomendación es dispersarse  salir a sitios diferentes, tratando de no aislarte en tu habitación. Te recomiendo trabajar un día en un sitio con ruido moderado como una cafetería.

  • También te sugiero que recurras a las técnicas de generación de ideas con SCAMPER, de Bob Eberle que ayuda a sustituir, combinar, adaptar, modificar y buscar otros usos.
  • Recicla las ideas, no las pierdas guárdalas, nunca sabes cuándo puedes usarlas.
  • Dedicar o destinar tiempo para pensar también es una estrategia para aumentar el pensamiento creativo.
  • Además de practicar la libertad de pensamiento con la mente bien abierta y enfocada a grandes ideas, dejando a un lado la lógica, para que te surjan las ideas más locas, incluso absurdas.
  • Haz otra cosa de lo que estás haciendo. Ejemplo: si llevas horas caminando, descansa. En este sentido, la idea es que enriquezca tu día a día para participar en  varias actividades como cursos, revistas, conciertos, charlas y viajes.
  • Evita repetir las ideas, que ha utilizado para resolver otros problemas porque tendemos a volver a nuestra zona de confort.
  • Relájate, el pensamiento creativo fluye mejor en un estado de calma, por eso te recomiendo hacer actividades donde tu mente no se centre en nada en concreto, como tomar una ducha, meditar o flotar en el agua.
  • Vuelve a ser un niño, instaurarando actividades agradables en tu rutina diaria.
  • Duerme para que se te faciliten la reestructuración mental, y por ello el pensamiento creativo.
  • Incrementa tu optimismo y alegría. La felicidad favorece la aparición del pensamiento creativo mucho más que la tristeza.
  • Camina todos los días para ver otras perspectivas.

En resumen, para alcanzar la creatividad es vital que tengas como hábito probar unos procesos y técnicas para mejorarlas o adaptarlas a nuestras necesidades. Mucho éxito y recuerda la práctica es la mejor herramienta.

Comments (No Responses )

No comments yet.

Deja un comentario