Objetivos de una Empresa: metas para alcanzar el éxito

[Total: 1    Average: 5/5]

Para alcanzar el éxito empresarial las organizaciones se plantean objetivos en un plazo de tiempo determinado. Con esta medida se requiere generar resultados, situaciones o estados.

Los objetivos también conocidos como metas conciben aspiraciones, motivaciones e ingresos económicos, tomando en cuenta los intereses de sus empleados, clientes, proveedores y la sociedad en su conjunto.

Dentro de los beneficios que trae para la compañía definir los objetivos están:

  • Permite crear estrategias y acciones concretas.
  • Establece la meta a dónde quiere ir.
  • Facilita que el equipo de trabajo sea eficaz.

    Foto: Los objetivos empresariales aumentan la productividad de una empresa.

Características de los objetivos

Los propósitos  de una empresa deben caracterizarse por ser medibles en un tiempo establecido, con parámetros que evalúen su efectividad.

Asimismo, deben ser desafiantes (exigir un esfuerzo) y realistas para no desmoralizar al equipo.

Deben ser coherentes con la visión y la cultura empresarial. Además de fácil de comunicar a los trabajadores, bajo ninguna circunstancia se pueden contradecir entre sí mismo.

Tipos de objetivos

El alcance de las metas  requiere de diversos tipos de objetivos, los cuales que se definen como generales, específicos, estratégicos y de tiempo.

En primer lugar están los objetivos generales definidos como los propósitos globales de la empresa. No presentan resultados medibles. Son coherentes con la visión y misión de la compañía. Un ejemplo de ellos es:

  • Ser la empresa líder del mercado.
  • Aumentar la productividad de los diferentes departamentos.

Luego vienen los objetivos específicos, o conocidos como metas, que ayudan a alcanzar los objetivos generales. Se presenta en términos de cantidad y tiempo, como por ejemplo:

  • Incrementar las ventas mensuales en un 20%.
  • Vender 10 000 productos antes de finalizar el año.

Por otra parte, existe la clasificación de los objetivos de acuerdo a su jerarquía como:

  • Estratégicos dado que definen el camino a seguir de la empresa, a largo plazo. Son redactados por los dueños o altos ejecutivos de la compañía.

Un ejemplo de este objetivo puede ser: Todos los empleados deben mantener una conversación en inglés con un cliente

  • Objetivos tácticos son aquellos que permiten alcanzar los objetivos estratégicos a mediano plazo. Son creados por los directivos o gerentes de cada departamento.

La muestra de este tipo de objetivo es: La empresa proveerá a los profesores necesarios, para que  todos los empleados reciban formación empresarial.

  • Con el fin del alcanzar las tareas estratégicas se utilizan los objetivos operacionales que son las actividades de cada área. Los redactan los gerentes de aéreas o administradores. Son alcanzables de inmediato.

Una idea de lo que son los objetivos operacionales es por ejemplo: Cada trabajador recibirá 2 horas de clases semanales. Luego de un tiempo se le realizará una prueba de medición de conocimientos.

De acuerdo a su alcance en el tiempo, los objetivos se clasifican en:

  • Objetivos de largo plazo puesto que proponen alcanzar en un período de cinco años y tres como mínimo.
  • Objetivos de mediano plazo son todas aquellas metas factibles para un tiempo de uno a tres años
  • Objetivos de corto plazo se cumplen en un plazo no mayor de un año.

Foto: Los objetivos pueden ser medibles, mediante indicadores. El fin es tener resultados confiables.

Recomendaciones para redactar objetivos empresariales

El equipo que redactará los objetivos necesita conocer la misión, visión y los valores de la empresa, concretar las metas y establecer los mecanismos para evaluar su contenido periódicamente.

Es importante que los objetivos sean flexibles para que puedan ser cambiados, ante situaciones imprevistas

También, se deben tomar prioridades para cumplir las metas, tomando en cuenta las urgencias por grado de importancia, es decir de mayor a menor.

Toda empresa sin unos objetivos claros es propensa al fracaso, dado que no le permite a la empresa proyectarse en el futuro, al no tener un personal con un plan de trabajo definido. Crear metas realistas, ambiciosas y medibles es parte de la tarea de todo emprendimiento exitoso.

Foto: Los objetivos forman parte de la planificación estratégica que toda empresa debe llevar.

Comments (No Responses )

No comments yet.

Agregue un comentario